Certificado Cl06/0139 OT - Certificado al cumplimiento de los requisitos de NCh2728:2015

Esta norma establece los requisitos para la implementación de un sistema de gestión de la calidad en los organismos técnicos de capacitación, en adelante OTEC, lo que les permitirá:

  • Disponer al OTEC de información relevante que le servirá de apoyo para la toma de decisiones estratégicas
  • Orientar su gestión hacia la satisfacción del usuario y/o participante de las actividades de capacitación
  • Definir y orientar las competencias de su personal
  • Generar periódicamente información de sus resultados financieros
  • Documentar su proceso de negocio de realización del servicio de capacitación.

Todos los requisitos de esta norma son genéricos y son aplicables a todos los OTEC sin importar su tamaño.

Ver el documento completo 

FECU Social, un aporte a la transparencia .

En Chile existen más de 200.000 entidades sin fines de lucro insertas en lo que se denomina la sociedad civil que, al margen de su rol social, constituyen un sector de la economía que, si bien poco reconocido, contribuye al PIB y al empleo. Si bien no existen datos sectoriales, hay evidencia que su financiamiento proviene mayoritariamente del sector privado; pero existe recelo de los donantes: ¿A quién le estoy entregando dinero? ¿Quiénes están detrás de la entidad? ¿Se usan debidamente los recursos? Desconfianza que tiende a aumentar cuando crecientemente aparecen escándalos de corrupción.

Por otra parte, anualmente las entidades deben informar sobre sus actividades al Ministerio de Justicia pero, en la práctica, esto se ha transformado en un mero trámite y no existe un marco coherente ni instancias de supervisión, configurándose un vacío. Como una forma de ayudar en este doble desafío, la Comunidad de Organizaciones Solidarias (COS) que agrupa a más de 150 entidades orientadas fundamentalmente a la superación de la pobreza y la exclusión social, ha puesto a disposición de las organizaciones de la sociedad civil una “FECU Social” que incorpora la Memoria Anual y estados financieros uniformes, bajo un formato flexible, que se adapta a las realidades de entidades de diferente tamaño y complejidad, entregando la información mínima que responda a los requerimientos de la sociedad.

La FECU incluye: identificación de la entidad; antecedentes sobre su formación e impulsores; sus gestores; organización y remuneraciones; objetivos y valores; comunidades en que se inserta; sus proyectos, y sus indicadores de gestión. Las entidades que ya la utilizaron han descubierto que no sólo les permite satisfacer la debida transparencia, sino que también las ha conducido a reflexionar sobre sus instancias internas, la consistencia de sus valores con su quehacer diario y la efectividad de algunos de sus proyectos.

Esta herramienta ha tenido favorable acogida del Ministerio de Desarrollo Social y de la Contraloría General de la República, pero la ambición es que la FECU Social pudiese pasar a ser el formato de rendición uniforme frente al Ministerio de Justicia. Complementando lo anterior, debería contribuir a satisfacer los requerimientos de la banca, siempre cautelosa a financiar a instituciones sin fines de lucro. Es importante conocer esta iniciativa, para que todos la apoyemos y así aminorar la desconfianza de los donantes.

Eduardo Vergara, socio auditoría de PwC Chile. (www.pwc.com) 

Descarga el documento completo 

Programa de fortalecimiento y formación para la incorporación de estándares de transparencia activa y rendición de cuentas en organizaciones sin fines de lucro de Chile

Para reducir las posibilidades de que se cometan actos de corrupción en el sector público así como para aumentar la confianza que los ciudadanos tienen frente a estas instituciones, Chile Transparente propone elaborar una serie iniciativas enfocadas en la elaboración de estándares de transparencia en aquellas instituciones donde la ley de transparencia y acceso a información público no cubre toda la complejidad de la información que aquellas disponen. Transparentar espacios institucionales donde las asignaciones de recursos, permisos, beneficios y otros se perciben como ejercicios discrecionales. Al mismo tiempo, propone trabajar en plataformas, guías y capacitaciones que ayuden a elevar los estándares de transparencia, promuevan una cultura más abierta en diferentes instituciones y organizaciones.