Nuestra Historia

Corría la década de los 80, cuando 3 profesionales con una clara inspiración cristiana inician sus trabajos en las comunas del sector Sur de Santiago, trabajo de voluntariado intentando corregir la desigualdad que el país vivía en ese momento, generando accesos a servicios básicos como salud, alimentación y asesorías judiciales.

Su ímpetu no decae y en 1991 fundan la Fundación de solidaridad Romanos XII cuyo nombre se desprende de los valores y enseñanzas entregadas en la carta de San Pablo a los Romanos en su Capítulo 12, cobijándose en el paradero 20 de santa rosa a un costado de la emblemática población San Gregorio y desde ahí atendiendo y colaborando con el país a combatir la pobreza.

La herramienta elegida fue la de la Capacitación, formar y entrenar jóvenes para que estos adquirieran las herramientas necesarias para romper el círculo de la pobreza.

Una mirada visionaria para esos años fue el rubro elegido apartándose de los oficios tradicionales que reinaban en esos años, se elige una novel e inmadura aún especialidad, las telecomunicaciones.

Durante la década de los 90 se participó de un sin números de nuevas iniciativas impulsadas por la llegada de los gobiernos en pro de ayudar a los más jóvenes, segmento muy vulnerado por la cesantía del país. Lo que la lleva a participar de los programas piloto del que será su programa insigne durante su vida como Fundación, Programa Especial de Jóvenes. (hoy FOTRAB). Creado en 1997

En estos 20 años de programa la Fundación vio nacer a quien hoy continua con el testimonio, la Fundación de Formación para el Trabajo Romanos XII, hija y heredera desde el 2006 de la experiencia de su progenitora.

Hemos crecido en estos últimos 12 años, especialidades del mundo tecnológico han sido acogidas por la Escuela, Eficiencia Energética, climatización y Calderas, observando sectores productivos atractivos para quienes confían en nosotros su entrenamiento y reinserción al mundo laboral.

Hoy después de 27 años trabajando en distintos programas de reinserción social y laboral, y habiendo ayudado a reinsertar laboralmente a más de 6.000 jóvenes podemos decir que nos sentimos satisfechos pero que el camino por recorrer es largo, sin embargo creemos que los valores que impulsaron este significativo proyecto siguen más vivos que nunca encarnado en quienes hoy  conviven y trabajan en la Fundación de formación para el Trabajo Romanos XII

Visión

Posicionarnos como un Centro de Capacitación de excelencia, a nivel nacional.

Queremos ser un referente tanto para el joven con escasa empleabilidad, como para la empresa que busca al personal más competente para que forme parte de su organización. Aportando con ello al capital humano y laboral de nuestro país.

Misión

Somos una organización sin fines de lucro con una clara inspiración social, ubicada en la comuna de la granja. Queremos mejorar el capital humano de nuestro país, por medio de la capacitación, mejorando con ello las posibilidades de inserción laboral.

Constamos con un equipo multidisciplinario con un alto sentido valórico y vocación de servicio. Quienes les entregan conocimientos teóricos, practico a nuestros jóvenes, además de la manutención necesario para su desarrollo.

Buscamos en forma exhaustiva la integración e incorporación de instituciones que faciliten la inserción, laboral, ayudando con ello al gobierno para que desarrolle políticas de capacitación y empleo que beneficien a nuestros jóvenes.

Nuestra Institución

La Fundación de Formación para el Trabajo Romanos XII nace desde la Fundación de solidaridad Romanos XII heredando su experiencia y ámbito de acción a partir de la solicitud de nuestro socio en capacitación SENCE el año 2006.

La misión y visión de la Fundación están inspiradas en una clara vocación al servicio inyectando calidad en el servicio que entregamos a nuestros estudiantes para que como consecuencia nos proyectemos en un centro de capacitación para el trabajo de la más alta calidad siempre ubicado en el sector sur de Santiago cerca de nuestros beneficiarios.

La Fundación de Formación para el Trabajo Romanos XII se plantea permanentemente tres objetivos primordiales, estos son:

  • Lograr que la deserción de nuestro Estudiantes en la etapa de entrenamiento de la escuela no supere el 20%
  • Lograr una efectividad por sobre el 40% en la inserción laboral de nuestros estudiantes.
  • Asegurar la estabilidad Económica de la Fundación para sostener la viabilidad de proyecto.

Para asegurar el logro de estos objetivos la fundación posee indicadores de control permanentes que diagnostican desviaciones en la obtención de estos logros. Y un sistema de gestión de calidad enfocado en el control de procesos que entrega soporte para la estandarización en la entrega de nuestro servicio y la evidencia para mantener la mejora continua.

La Fundación lleva  25 años trabajando en la reinserción laboral de jóvenes utilizando como herramienta la capacitación y las alianzas con la empresa privada, en oficios tecnológicos, siendo Telecomunicaciones su área con más experiencia. Hoy contamos con Tres área de acción, cada una de ellas con posibilidades de reinserción laboral, estabilidad laboral y aumento en las remuneraciones de nuestros estudiantes.

Hemos implementado de forma paralela y simultanea un plan formativo transversal a nuestro oficios que prepara a los alumnos para ser trabajadores eficientes y productivo, consolidando un equipo multidisciplinarios de profesionales que entrena las habilidades sociales y de empleabilidad de nuestros estudiantes. Junto a esto el éxito de nuestra labor se ve impactada por la estrecha relación con nuestras empresas colaboradoras.

El directorio de nuestra Fundación ha delineado que los siguientes valores empapen cada una de las tareas que ejecutamos con el fin de promoverlos tanto a nuestro equipo de trabajo como a quien atendemos.

Servicio

1

Con humildad a quienes más lo necesitan.

Respeto

2

Por cada persona porque representa algo único, creada por Dios.

Trabajo en equipo

3

Porque dependemos unos de otros, porque tenemos dones diferentes según la gracia que ha dado Dios a cada uno.

Libertad y Responsabilidad

4

Tenemos un deber que cumplir, hacemos nuestro máximo esfuerzo en favor de los demás.

Apertura al cambio

5

Queremos cambiar el mundo por eso partimos por nosotros mismos.

Solidaridad y Acogida

6

A través de una actitud empática construimos una comunidad solidaria que es acogedora y trabaja por la justicia.

Corrección fraterna y transparencia

7

En beneficio de la comunidad construimos espacios para recibir la crítica y evaluación que nos permitan mejorar.

Lealtad

8

Somos respetuosos de los valores declarados y velamos por los intereses de nuestra comunidad.

Perseverancia

9

Enfrentamos las dificultades con fe y esperanza en el corazón para mantener el rumbo planificado a pesar de los problemas con los que nos encontremos.

Austeridad

10

Somos responsables de los recursos recibidos destinados a mitigar la pobreza.

Acción ética y confianza en Dios

11

El fin no justifica los medios. Estamos dispuestos a perder, teniendo el ejemplo extremo de Cristo en la cruz, con tal de ser consecuentes.

 

Gratuidad y Entrega

12

Ponemos nuestros dones recibidos gratuitamente al servicio de las personas, desarrollando una mística basada en el servicio generoso y alegre.

Organigrama